We have 429 guests and no members online

What happened with the Train to the Clouds?

SALTA – La temporada turística de invierno se vio afectada por dos grandes ausencias, ambas símbolos del turismo salteño: el cierre de la Plaza 9 de Julio (por reformas) y la suspensión de las salidas del Tren a las Nubes.

Tren a las Nubes

FE DE ERRATAS: En la publicación original, se hacia referencia a que la empresa operadora del Tren del Fin del Mundo, era la misma que tenia la concesión del Tren a las Nubes. Esta información no era correcta, por lo cual la empresa Tranex Turismo S.A. no tienen ninguna vinculación con empresas de Salta.

El sábado 19 de julio, el Tren a las Nubes, que realizaba uno de los 11 viajes programados para este mes, descarriló. El accidente ocurrió al medio día, a la altura de Las Cuevas, a unos 50 kilómetros de Tastil, en la Quebrada del Toro. Dentro del convoy iban 400 pasajeros, entre turistas, maquinistas y operadores turísticos. Según testimonios de los excursionistas, la experiencia vivida resultó ser bastante dura, ya que se encontraban a gran altitud y tuvieron que caminar por las vías varios kilómetros con niños y personas adultas que no se encontraban en condiciones físicas para realizar la travesía a pié. Sin embargo, no hubieron heridos, sólo malestar a causa de la altura y el incidente.

Ese mismo martes, 22 de julio, el Gobierno de Salta decidió estatizar el servicio turístico denominado “Tren a las Nubes”, rescindiendo el contrato de concesión de la empresa que lo operaba, que estaba programado hasta el año 2026. Además, anunciaron que se proyectarán nuevas estrategias para potenciar el producto que ya es un ícono del turismo salteño en el mundo. “El Tren a las Nubes debe ofrecer un servicio acorde a las expectativas que genera”, declaró el Ministro de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta.

Los informes técnicos realizados después del descarrilamiento -por la Comisión Nacional de Transporte y por Belgrano Cargas- resolvieron que el tren no podrá circular durante los próximos 3 meses, debido a las reparaciones previstas. Pasado ese período, el Tren a las Nubes volverá a funcionar normalmente.

Recordemos que el Tren a las Nubes es un servicio ferroviario sobre el Ramal 14 del Ferrocarril General Belgrano, que transita 434 km entre ida y vuelta, y que funciona desde 1948. Recorre la cordillera de Los Andes en un trayecto que va desde la Estación de Salta hasta el Viaducto la Polvorilla, llegando hasta 4.220 metros sobre el nivel del mar. Atraviesa diversas regiones y paisajes: el Valle de Lerma, la Quebrada del Toro y llega hasta la Puna de Atacama. El nombre “Tren a las Nubes” tiene su origen en una película filmada en los años ’60 por estudiantes tucumanos que realizaron el recorrido Salta-Socompa a bordo del tren. En 1971, empresarios turísticos tramitaron la promoción del trayecto Salta-Antofagasta, buscando una conexión con el Océano Pacífico, lo que beneficiaría no  sólo a los viajeros, sino también al transporte de carne argentina hacia el exterior. Sin embargo, los rieles chilenos no soportaron el peso del convoy. Es por eso que el tren llega sólo hasta la frontera con el país vecino. Hacia 1978, gracias a la publicación de un artículo titulado “A las nubes en un tren” (escrito por el periodista Federico Kirbus), comienza el interés de un público cada vez mayor, y así nace esta atracción turística.

Esperamos que este accidente sirva como aprendizaje para mejorar los servicios ofrecidos a los visitantes y que, muy pronto, podamos volver a disfrutar de la posibilidad de viajar en este paseo único y maravillo de renombre internacional.