Ahora hay 2105 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

Un viaje fabuloso: 2 días a Iruya

Mercado de Iruya

Cuando uno piensa en el norte argentino se le vienen a la cabeza montañas, colores, aromas y pueblos que parecen estar congelados en el tiempo. Uno de los mejores ejemplos es Iruya, una localidad de la provincia de Salta que descansa en la ladera de los cerros, al lado de los ríos Colanzulí y Milmahuasi, a 300km de la capital salteña.
La imagen de las construcciones perdidas en el medio de los cerros es realmente inolvidable y sus calles adoquinadas con pronunciadas pendientes son verdaderamente llamativas. Iruya es, sin duda, uno de los rincones más curiosos y hermosos de todo el NOA (noroeste argentino) y un imperdible si queremos conocer la región completamente.

A unos 2700 metros sobre el nivel del mar, llegar a este pueblo presenta un verdadero desafío ya que para acceder a él, hay que ingresar por la provincia de Jujuy y ascender hasta los 4000 msnm por un camino plagado de curvas, aunque con uno de los paisajes más impresionantes de la región.

El pueblo se fundó oficialmente en 1753 aunque existen registros de pobladores asentados en la zona desde, al menos, un siglo antes. Los mismos eran descendientes de los ocloyas que, a su vez, derivan de una de las regiones del imperio Inca. Desde ese entonces, se mantienen en este pueblo prácticamente las mismas tradiciones, vestimentas y prácticas. Tal es el caso del trueque, que hoy en día sigue siendo una parte fundamental de la economía local y permite a los pobladores intercambiar distintos cultivos y ganado para subsistir al igual que sus antepasados, con el agregado del turismo que también se ha vuelto un importante ingreso para el lugar.

Camino a Iruya

A Iruya se puede acceder en vehículo propio, desviándose desde Humahuaca por Iturbe y cruzando el impresionante Abra del Cóndor, donde se alcanzan los 4000 metros sobre el nivel del mar y se tiene una vista privilegiada de los alrededores. Luego de descender 1220 metros en tan solo 19km de camino (y si el río lo permite), Iruya nos recibe con una impresionante postal del pueblo colgado de las montañas y su típica iglesia dándonos la bienvenida. También es posible viajar en colectivo desde Humahuaca. Existen dos empresas que realizan este viaje: Transporte Iruya y Panamericano. Ambas tardan aproximadamente 3 horas y media desde Humahuaca, por lo que se recomienda dormir al menos una noche en Iruya o solo se podrá disfrutar del pueblo unas pocas horas.

También pueden contratar con nosotros la excursión de 2 días a Iruya. No recomendamos hacer este viaje en 1 día ya que las distancias son largas y no se puede disfrutar ni apreciar la gran cantidad de atractivos que tiene esta región.

Recomendamos visitar el sitio de Milmahuasi Hostel para más información sobre alojamiento.
Uno de los paseos recomendados para disfrutar de Iruya es ascender al mirador del cóndor, del otro lado del puente. Una caminata de una hora que permite tener una vista privilegiada del pueblo y las montañas que lo rodean.
Los invitamos a visitar uno de los lugares más aislados y hermosos de todo el norte argentino y disfrutar de su gente, paisajes y tradiciones.