Ahora hay 842 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

Un museo fuera de lo común en el medio del desierto

Museo James Turrel en Colome

Al principio, es difícil creer que este lugar exista tan aislado en pleno Valle Calchaquí. Un espacio que desafía a la percepción y nos hace reflexionar sobre como nada es lo que parece y, sin duda alguna, es uno de los puntos más curiosos y sorprendentes del NOA.

A solo 18 kilómetros de Molinos, se encuentra un pequeño caserío que hoy en día figura en los mejores catálogos de vino del mundo gracias a la bodega que desde 1831 lleva su nombre: Colomé.

El Museo James Turrel funciona dentro de la misma estancia desde 2009 y alberga la única colección en el mundo dedicada exclusivamente al artista californiano. El edificio/instalación fue diseñado por el mismo Turrel y a lo largo y ancho de sus más de 1500m2 nos deleita con nueve obras que juegan con nuestra percepción de la luz y el espacio.

Este proyecto se llevó a cabo, en gran parte, gracias a Donald Hess, el magnate suizo que decidió adquirir la bodega y comenzar a producir vinos de altísima calidad. Hess colecciona obras de James Turrel desde los años 70 y fue por eso que le encargó personalmente la construcción de este edificio que es, al mismo tiempo, museo y obra de arte en si mismo.

Además de varios dibujos del artista, se destacan las obras “Spread 2003” (una habitación iluminada de azul donde uno parece perderse en el infinito) y “Unseen Blue 2002” (una instalación que solo se puede experimentar algunos meses al año, cuando el horario de la puesta del sol y las lluvias lo permiten).

No existe ningún transporte público que nos lleve hasta Colomé pero no presenta demasiado problema llegar desde Molinos. Siguiendo las señales se llega con auto en unos 20 minutos desde el pueblo y es posible contratar un taxi allí mismo en el caso de no tener vehículo. Con algo de suerte también se puede llegar a dedo con alguno de los empleados de ésta u otras bodegas de la zona, verdaderamente una linda forma de acercarse a conocer este imperdible museo oculto entre viñedos y cerros.

Museo James Turrel en Colome