Ahora hay 269 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

Las seis iglesias que no te podés perder de visitar en Salta

Iglesia San Francisco

Desde que la ciudad de Salta fue fundada en el año 1582, la religión siempre fue una parte importante de ella. Gracias a la pesada herencia española, el cristianismo predomina sobre todas las otras creencias y esto se ve reflejado en la arquitectura desde hace un largo tiempo.
Al ser Salta una de las ciudades que mejor conserva su casco histórico, se pueden destacar varias iglesias dignas de visitar para apreciar la importancia que los antiguos pobladores le daban al culto católico y que aún hoy en día moviliza a miles de creyentes.

La Catedral

La Catedral Basílica de Salta y Santuario del Señor y la Virgen del Milagro está ubicada en el lado norte de la plaza 9 de julio y es un punto de visita obligado para los que llegan a la ciudad.
La construcción actual tardó unos 20 años en completarse y data de 1882, luego de que en 1856 un terremoto destruyera el viejo edificio. El conjunto de fachada y torres muestra un estilo notoriamente italiano con reminiscencias barrocas y es monumento histórico nacional desde el año 1941 junto con otros notables edificios de Salta.
En su interior alberga a las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro. Cada año, más de medio millón de fieles realizan una procesión por las calles de la ciudad para renovar su pacto de fe y evitar nuevos terremotos.
Dentro de la catedral también podemos encontrar los restos mortales del héroe gaucho Martín Miguel de Güemes junto con los de otras glorias de las batallas por la independencia.

San Francisco

La Basílica Menor y Convento de San Francisco se ubica en la intersección de las calles Córdoba y Caseros y es una de las esquinas más características de la ciudad.
El edificio actual data de 1872, luego de casi dos siglos de varios incendios que fueron comprometiendo la precaria construcción original. Posee la torre campanario más alta de Sudamérica con 54 metros.
En 1813, el mismísimo Manuel Belgrano estuvo en la iglesia homenajeando a los caídos en la batalla de Salta y en la galería externa se puede observar la Campana de la Patria, forjada con los cañones utilizados en ese conflicto.

La Viña

La Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña se ubica en la intersección de las calles Alberdi y San Juan. Alejándonos un poco más de la zona céntrica podemos apreciar esta bella construcción. Con un estilo similar a San Francisco pero con otra paleta de colores, es una de las joyas que muchos de los viajeros se pierden ya que su “hermana mayor” se lleva toda la atención.
Fue construída especialmente para alojar a la Virgen de la Candelaria y se finalizó en 1908. Posee una torre campanario de 44 metros de altura, una de las más altas del país.

San Alfonso

La Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y San Alfonso se ubica en la calle Leguizamón al 800. Es una iglesia de estilo neogótico que se construyó entre 1908 y 1911 para resguardar dos réplicas de La Virgen del Perpetuo Socorro, un cuadro que se encuentra en Roma y se cree fue pintado en el siglo X. Cada 27 de junio, los “Caballeros de la Virgen” cabalgan con uno de esos cuadros por las calles de Salta.

La Merced

La Iglesia de Nuestra señora de La Merced y San Bautista se ubica a solo dos cuadras de la plaza principal sobre calle Caseros. Es un excelente ejemplo de arquitectura neogótica con mucha elegancia y unos vitrales especialmente traídos de Alemania.
Se construyó entre 1907 y 1914 y en su interior se conserva la histórica cruz de la Batalla de Salta que Belgrano mandó a construir para homenajear a los caídos.

San José

Esta iglesia ubicada en la calle Urquiza al 400 es una de las construcciones más antiguas del casco céntrico ya que fue finalizada en 1864. Una capilla de una sola nave con un estilo colonial clásico que, curiosamente, se construyó con los materiales sobrantes del Convento San Bernardo.

Todas estas iglesias se pueden conocer a pie en una tarde o tomando un city tour con nosotros.