Ahora hay 435 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

Slow travel o viajar sin prisa. Una tendencia que deberías conocer

Slow travel en Salta

El movimiento y la filosofía “slow” en ingles, despacio, es una tendencia que nació en los años ochenta como reacción a un ritmo de vida acelerado. Esta filosofía se trasladó a distintas esferas de la vida, entre ellas el turismo. Hoy en día, cada vez son más quienes buscan esta modalidad de viaje, en la que se evita el estrés, se busca una comunicación con los habitantes del lugar además de tratar de formar parte de sus costumbres.

Esta modalidad de viaje es similar al estilo de los mochileros quienes optan por visitar una ciudad o una zona descubriéndola, integrándose, conociendo a fondo sin prisas.

Otra clave de la filosofía del viajar lento, sin prisa, es la defensa de la diversidad en las costumbres, la gastronomía y el folklore. Quienes optan por esta modalidad de viaje rechazan el extendido estilo de vida estadounidense que se manifiesta en las casas de comida rápida, en la vestimenta uniformizada y en la moda de los centros comerciales donde reina el consumo.

Entre las ventajas de la modalidad “slow travel” se encuentran: participar de las actividades locales como las peñas, pequeños festivales, fiestas locales y la posibilidad de crear un propio mapa escuchando las opiniones de los locales.

¿Cómo “viajar lento”?

El primer paso es elegir un destino que sea viable para conocer durante el tiempo de vacaciones con el que contamos, de esta manera estaremos evitando la presión de tener que ir a acá para allá por temor a perdernos algo. Es esencial no marcarse horarios ni agendas demasiado ajustadas.

La mejor modalidad de traslado es ir por tierra, de esta manera estaremos tomando conciencia de las distancia ya que la velocidad de los traslados aéreos destruye la geografía, acortándola e impidiendo que podamos disfrutar de ella.

En cuanto al alojamiento, en vez de hospedarse en grandes hoteles, lo mejor es quedarse en casas de familia o hostels donde se puede conocer las costumbres del lugar y tener trato con los lugareños. Otra opción es parar en alojamientos pequeños manejados por sus dueños para tener un contacto más personalizado. Además de esta manera se podrá disfrutar de desayunos caseros y de platos caseros. En Salta, nosotros recomendamos el Hostel Las Rejas.

Si lo que buscas es vivir el “slow travel” a fondo, otra alternativa aún mejor que las anteriores es alquilar un departamento para así vivenciar el estilo de vida del lugar en primera persona, yendo al supermercado, cocinando con ingredientes de la zona, haciendo mandados.

Por supuesto que a la hora de salir a comer, lo ideal es evitar las cadenas de comidas rápidas o los restaurantes donde se sirven platos internacionales e inclinarse por casas donde se pueda disfrutar de la comida regional.