Ahora hay 937 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

Qhapaq Ñan, un camino andino para descubrir

Camino Inca

En los últimos meses y días se ha nombrado mucho al camino de difícil llamado Qhapaq Ñan, si todavía no sabes mucho sobre este atractivo del Norte argentino a continuación vamos a contarte de qué se trata…

 

En lengua quechua significa “Camino Principal” y se refiere al camino andino prehispánico que llega a recorrer cerca de 6000 kilómetros en sentido norte-sur. Alcanzó su máxima extensión en la etapa incaica, es por este motivo que también se lo conoce como Camino del Inca.

Qhapaq Ñan es un camino andino que recorre los países de Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador. En nuestro país este camino atraviesa las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca San Juan y Mendoza.  Aventurarse a recorrer estos caminos representa toda una travesía que invita a remontarse a cientos de años de antigüedad.
Como varios de los caminos andinos del Norte argentino, no son solamente trayectos que nos permiten llegar a un punto, sino que están acompañados de imponentes paisajes de montaña, algunos de ellos surcan valles y otros pasan por imponentes quebradas e inclusive algunos atraviesan volcanes… Conforman una gran red que vale la pena conocer ya que es una experiencia única marcada por ritos ancestrales.

La cultura andina es muy interesante porque tiene varios de miles de años. El Qhapaq Ñan era algo más que una simple vialidad que unía a las diferentes geografías y ecosistemas, además representaba la presencia simbólica del poder y la autoridad del Estado Inca. Otro dato importante es que el uso del mismo era exclusivo de sus miembros.
A pesar de los miles de kilómetros que recorrer estos caminos arqueológicos, existen características en común en cuanto al estilo de construcción, característica que los convierte en únicos. En aquellas zonas donde el terreno era aplanado trazaban una recta perfecta, tal como es el caso de la recta de Tin Tin (que se conoce en la excursión a Cachi). Otro elemento distintivo fue el de unir dos puntos o localidades siempre tratando de que la distancia sea la menor posible, pero no por ello se descuidaban otras cuestiones como por ejemplo, la disponibilidad de agua y la menor inclinación del terreno. Las técnicas que se utilizaron para la construcción de estos caminos, se orientaban a reducir el esfuerzo y el desgaste físico de quienes debían transitarlo.

Algunos de los tramos y de los sitios ubicados en el Norte Argentino como Santa Rosa de Tastil, Potrero de Payogasta, Los Graneros de La Poma y el Complejo Ceremonial Volcán Llullaillaco fueron reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Un dato a tener en cuenta es que en la ciudad de Salta, el Museo de Antropología y el Museo de Arqueología de Alta Montaña ayudan a comprender más sobre la riqueza de este Camino que vale la pena aventurarse a descubrirlo.