Ahora hay 100 personas interesadas en viajar al Norte Argentino!

La Fiesta del Milagro, un motivo más para visitar Salta

Procesión del Milagro en Salta

La ciudad de Salta no deja de sorprender por sus opciones y propuestas turísticas. En estos días, la ciudad se colmó de miles de peregrinos y también de turistas interesados en celebrar la Fiesta del Milagro.
Se trata de una celebración que tiene unos 300 años y atrae a fieles y turistas que se trasladan desde cercanos pueblos como es el caso del Valle de Lerma y de los pueblos que están cerca de la frontera con Bolivia, al mismo tiempo atrae a viajeros y peregrinos que recorren largas distancias para sumarse a este evento, como es el caso de quienes se trasladan desde Comodoro Rivadavia.

Hay varias formas de llegar, hay quienes se trasladan a pie, otros a caballo, también están los grupos de ciclistas que aprovechan la ocasión para pedalear, también en colectivos y vehículos particulares. Cualquiera sea el medio escogido, todos los recorridos convergen y tienen cita en la Plaza 9 de Julio para entrar a la Catedral de Salta y poder visitar al Señor y a la Virgen del Milagro.
El motivo de la peregrinación es realizar una ofrenda a los Santos Patronos, los peregrinos acuden masivamente a la Catedral para rezarle a la Virgen del Milagro. Estas actividades inician el día 6 de septiembre. A La semana siguiente en presencia de obispos de Argentina, se realiza la coronación al Señor y a la Virgen del Milagro además se realiza la Solemnidad de la Santísima Virgen del Milagro. También se realiza en estas fechas la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Un poco de historia

Según cuenta la tradición dicen que un fray mandó desde España un santo Cristo para obsequiar a la Iglesia de la provincia de Salta. La imagen llegó flotando en un cajón al puerto de Perú junto a otra imagen correspondiente a la Virgen del Rosario.
Es en el puerto El Callao, en el país de Perú, donde acontece lo primero… La gente de la ciudad observó los cajones flotando sobre las aguas y encontró las dos imágenes. Jamás se supo dato alguno sobre el navío o la tripulación que las trajo. Una vez que la comitiva llegó a la provincia de Salta, se ubicó la imagen del Cristo en el Altar de las Ánimas. Pasó el tiempo, según cuenta la historia, unos 100 años y el Cristo quedó completamente en el olvido. En septiembre del año 1692 ocurrieron varios terremotos en la ciudad de Esteco, una ciudad que quedó destruida, pero se notaron evidentes signos de protección en toda la ciudad de Salta. La gente desconcertada se dirigió hacia la plaza, hay quienes afirman que observaron la imagen de la Virgen caída en actitud suplicante. En este momento, el Padre Carrión sintió que mientras no se sacase en procesión al Santo Cristo abandonado no pararían los terremotos. Con bastante dificultad se bajó la imagen y sonaron las campanas para llamar a la primera procesión en donde una multitud clamó misericordia para que calmaran los temblores y así fue. Entre aquellos primeros hombres y mujeres que participaron de la procesión, el Cristo y la Virgen se selló un Pacto de Fidelidad, un pacto que año tras año se renueva en la Ciudad de Salta. Se realiza la procesión año tras año, el Cristo y la Virgen luego de la renovación del Pacto de Fidelidad regresan a la Catedral, previa a su entrada ocurre una lluvia de pétalos de claveles blancos, rojos y rosados al compás de las campanas y de los pañuelos de los fieles que los despiden.

Si todavía no participaste de la Fiesta del Milagro, podes sumarte al evento el Sábado 20 en la Misa de acción de gracias.